Mira, Todo Está… ¡en los Detalles!

¡Me fascina mi estilista! Al yo llegar inmediatamente a su salón, ella toma mi abrigo y lo guarda. Siempre me ofrece café, o agua mineral con pequeñas rajitas de limón fresco o un té exquisito hecho con hojas de té orgánico. Me ofrece un masaje craneal o de hombros antes de empezar mi recorte. Siempre es cordial e interesada en como esta todo. Cada vez que voy, me siento satisfecha del servicio y por eso siempre dejo una buena propina.


Adoro ir al Café donde tomo el mejor Mocha Latte sin grasa con pedacitos de chocolate flotando en la crema dos veces en semana. Las dueñas del local son fantásticas. Siempre cordiales, alegres y entusiasmadas cuando ven a sus clientes todos los días. Se acuerdan de los nombres de los clientes y lo que ellos toman generalmente. Siempre informan a todo cliente que entra por sus puertas que tipo de café nuevo tienen, dan pruebas de posibles sopas o comidas que piensan ofrecer siempre considerando en los gustos y opiniones de sus clientes. Aparte del café hay veces que llamo con adelanto para recoger un “Wrap” de pollo o de carne o pido uno de sus especiales del día. Me fascina el detalle de su “ventanilla a recoger” sin tener que salirme del auto salvándome tiempo. Hay veces que ponen sorpresitas en mi pedido haciéndome sonreír y continuar patrocinando su negocio. Lo más que me gusta de este local: fomentan otros negocios usando productos locales y frescos.


Estoy encantada con el sitio donde compro mis chocolates. La dueña es increíble con los detalles para sus clientes enamorándote mucho más con sus chocolates. El trato y el recibo cuando entras al local te hacen sentir como una reina. Las pruebitas, sus consejos, su conversación demuestra la pasión por lo que hace. Precio no viene al caso puesto que el sabor, el servicio y la calidad son suficientes en la inversión de su exquisito producto.

¿Puedes descubrir el tema común entre estos negocios? ¿Qué los hace sobresalir, que los distingue? ¿Por qué me gustan estos tres locales? Bueno, yo se que alguien notará que los dueños son mujeres. Okay, okay: es un punto, que se puede considerar como tema común pero… no es la relevancia de mi tema de foco. Vamos a enfocarnos en lo que hacen y como me mantienen como su cliente. Yo soy una persona que responde al trato y el agrado. Mi día es agitado, movido y sin tiempo para tomar un breve descanso. Ahora, hay momentos durante el día en la cual añoro momentos de ser mimada, atendida y tratada con respeto cuando entro a locales o a sitios en general. De vez en cuando quiero sentirme como una reina. Especialmente cuando voy de compras o simplemente cuado voy de mirada. Pero.. cuando realizas que eres una en un montón de gente que quiere servicio, te das cuenta que posiblemente no te van atender y si te atienden el trato que recibes ni un perrito callejero se lo merece...bueno, lamentablemente me perdistes como cliente.


Como cliente, soy una detallista fanática. En el mundo de los negocios, los detalles dirigidos y enfocados al cliente es el emblema de calidad del negocio. Un negocio que quiere triunfar se asegura en tener ciertos detallitos que lo hacen resaltar del resto de la competencia. Puede ser una tontería o algo muy simple. La idea es de atraer clientes y mantener dichos clientes interesados en su negocio. Vamos a pensar mas profundo en acciones y consecuencias que podrían afectar su negocio si ignoramos los detalles. Vamos a pensar en comida...bueno estoy pensando en comida en estos momentos mientras escribo este blog, pero es un ejemplo valido y resonancia.


Elaboramos y vamos a visualizar: Puedes que tengas un restaurante y hagas la mejor comida del mundo. Eres un fantástico Chef entrenado un una escuela culinaria de fama internacional. Tienes tu restaurante en un área popular, la decoración es moderna y el lugar se ve muy acogedor. Ahora, si los meseros no son respetuosos, no toman las órdenes correctas, ignoran al cliente y se demoran muchísimo, el chance de que yo regrese a este restaurante es de cero. ¿Qué otras cosas me afectarían a no regresar? Si la comida no es presentable, llega fría a la mesa, si la cajera no me saluda, se pone hablar con otros, si recibe la paga de mala gana, si la anfitriona se toma su tiempo en recibirme, no me consigue mesa con tiempo adecuado, si se olvida de mi y atiende a otras personas que llegan después que yo haya llegado. Si los pisos, mesas y sillas están sucios con comida. Y el peor detalle a no corregir: si los baños no han sido limpiados o recogidos por un tiempo. Como cliente de un restaurante el ambiente y el trato al cliente es tan importante como el sabor de la comida. Si no me siento como una reina, no esperes que regrese.


¿Por qué los detalles son tan importantes? Ah…los detalles sirven como forma de mercadeo. Cuando un cliente esta satisfecho con el producto, todo lo que rodea ha dicho producto, va a influenciar a ese cliente a pasar la voz de recomendación a otros. Podrás contar con esos clientes que regresaran con nuevos clientes debido a como ofreces tus servicios y/o productos. Piensa en lo opuesto si tus servicios no llena el criterio de satisfacción para el cliente. Comentarios perjudiciales se formaran sobre los servicios de su negocio. La voz se regará rápidamente y el flujo de clientes puede parar de la noche a la mañana. Solo se toma unos cuantos clientes no satisfechos pasando información negativa hacia su negocio. Acuérdate, que es muy difícil parar los rumores negativos después que empiezan. La única forma de evitarlos: con los detalles. Piense en sus clientes y lo que ofreces. Ponte en el lugar de ellos y piensa lo que a ti te gustaría ver en ese tipo de negocio. ¡Y acuérdate como piensan los clientes: Todos queremos ser tratados como reyes!

Nos vemos,

AJ

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¡Como Pasa el Tiempo… y como decimos en Puerto Rico: Como se deja caer la bola!

Resolución del Año: ¡Utiliza la tecnología!

Una Sociedad es Como un Matrimonio Moderno- Todo Claro y Por Escrito