¿Y qué Paso Contigo? La Pregunta más temerosa para los empresarios



     Ah, todo empresario tiembla cuando una amistad, un cliente o un familiar hace esa pregunta, “¿Y qué Paso Contigo?”.  No es tanto la pregunta en sí pero el tono dado cuando se hace dicha pregunta puesto que la respuesta a esa pregunta puede tomar dos rumbos como también quien es la persona haciendo la pregunta y como va reaccionar: con pena, alegría, sarcasmo o con compasión.
Recientemente me encontré con uno de mis clientes que no he visto desde hace tiempo.  Como siempre, saludo con una sonrisa siempre permitiendo que el cliente tome la iniciativa del dialogo y que ellos se sientan con la libertad de contarme lo que ellos meritan que yo sepa.  Me tomó por sorpresa que el cliente se sintiera avergonzado de hablar conmigo pensando que yo también, como todo el mundo a su alrededor, estaría decepcionada de él.  Cuando lo convencí de que no tenía ninguna intención en juzgar, criticar y que se sintiera con toda la libertad en decirme cualquier cosa de la cual se considerara a gusto en decirme, entonces fue que noté los músculos de sus hombros relajándose. Mi cliente estaba convencido que yo sería la persona con más razón para criticarlo puesto que el termino haciendo lo opuesto a lo que yo le había sugerido sobre su futuro negocio. Por no haber seguido el plan o por lo menos seguir algunas de las sugerencias él había terminado perdiendo todo: el negocio, tanto sus inversiones como también las inversiones de otros, amistades, familiares, clientes, e incluso su matrimonio de 15 años.  
     Me sentí tan apenada por él, pero no intervine, ni hice preguntas o hice comentarios interrumpiendo su narrativa como también su explicación del por qué él pensó yo lo juzgaría severamente.  Estaba muy curiosa en oír su razonamiento de esa conclusión. A la misma vez no niego que estaba preocupada por su contestación. Especialmente estaba preocupada por lo que yo estaré proyectando a mis clientes, ya sea al hablar, gestos, movimientos que puedan interpretarse como juzgamiento o posible critica de sus acciones.  Al final resulto que no era tanto yo en si sino su sentido de culpabilidad de no haber querido seguir las sugerencias o haber permitido que su orgullo a controlara la situación en vez de pedir ayuda cuando era grandemente necesitada.  Lamentablemente esto es una de las razones primordiales en el fracaso de un negocio en sus primeros años.  Dejar que el orgullo maneje todo sabiendo que podría ser la segura destrucción.
       Entonces, cuál sería el poder o el valor de dicha pregunta “¿Y qué Paso Contigo?”. Esa pregunta tiene valor y poder para cualquier empresario puesto que simboliza un recordatorio del triunfo del logro de sus sueños como dueño de su propia empresa o del fracaso de no haberlo logrado o de haber perdido todo.  Y más afecta poderla contestar cuando el tono dado a la pregunta viene de una persona que nunca pensó o se rio de sus planes y sueños o de una persona que honestamente quiere saber su pudo alcanzar su meta. En su caso, en su mente, cualquier persona que le hiciera la pregunta, para él, el tono iba a ser con crítica y sarcasmo implicando para él que es un fracaso haciéndolo sentir más miserable.
      ¿Y que hacemos con nuestros clientes que están en estos momentos tan críticos en sus vidas como consejeros para los pequeños negocios? Sencillo, pero también es un trabajo arduo y lento para el bienestar de nuestros clientes.  Empecemos con Invitarlo a un café, sentarse a hablar.  Si logramos eso entonces… seguimos con emprender un nuevo plan, ver que se puede rescatar, reinventar, terminar lo que se necesita cerrar del pasado, usar el pasado como el principio para recomenzar otra vez si merita, reconocer las fallas, restituir si es necesario, buscar las conexiones necesarias para poder ayudar a re-establecer el auto estima y enseñar a nuestros clientes mi concepto favorito y sencillo como mantra lo cual los ayudara en su futuros: “Todo fracaso es el condimento que da sabor al éxito.” Truman Capote

Comentarios

Viktor dijo…
Espero que todos estén bien, tengo algunas noticias para compartir hoy... La próxima semana me mudaré a NOLA y espero que este nuevo viaje me devuelva a la actitud de que el cambio es bueno. Tanto que hacer y poco tiempo para hacerlo. Estoy muy agradecido por todas las personas maravillosas en mi vida (incluido Pedro Jerome), un prestamista que me apoya en todo momento. Estoy emocionado y también preocupado. Mi vida ha sido tan una decepción durante tanto tiempo que ha sido difícil salir de ella, pero realmente siento que este cambio será lo mejor que necesito en este momento, y tengo la esperanza de que todas las cosas buenas lleguen a aquellos que esperan. Estoy agradeciendo a un prestamista que me ayudó con un préstamo de 1 millón de dólares para impulsar mi negocio una vez más a una tasa de rendimiento anual del 2%, lo cual es maravilloso, y me gustaría que cualquier persona atrapada en una situación financiera se comunique con Pedro, el prestamista de préstamos en pedroloanss@gmail.com WhatsApp: +18632310632. Para una asistencia de préstamo. Así que por favor manténganme en sus pensamientos, y gracias a este blog puedo al menos mantenerme en contacto con todos ustedes.

Entradas más populares de este blog

¡Como Pasa el Tiempo… y como decimos en Puerto Rico: Como se deja caer la bola!

Resolución del Año: ¡Utiliza la tecnología!

Una Sociedad es Como un Matrimonio Moderno- Todo Claro y Por Escrito